Nº 2 2013 > En primera plana

Teléfonos móviles: ya son casi 7.000 millones
¿Tenemos casi todos un teléfono?

Teléfonos móviles: ya son casi 7.000 millones  ¿Tenemos casi todos un teléfono?Teléfonos móviles: ya son casi 7.000 millones  ¿Tenemos casi todos un teléfono?

La UIT calcula que para finales de 2013 el número de abonos a la telefonía móvil en todo el mundo será prácticamente igual que el de habitantes del planeta. Éste es el mensaje de “El mundo en 2013: Datos y cifras de las TIC”, publicado por la UIT el 27 de febrero. En otro mensaje se indica que el servicio móvil de banda ancha es en estos momentos el segmento más dinámico del mercado.

Abonos frente a abonados: ¿Tanta es la diferencia?

En “El mundo en 2013: Hechos y cifras de las TIC” se confirma la constancia de una fuerte demanda de servicios de tecnologías de la información y la comunicación (TIC). En dicho informe, la UIT calcula que para finales de 2013 habrá unos 6.800 millones de abonos a la telefonía móvil en todo el mundo y que para 2014 se alcanzarán los 7.000 millones. Más de la mitad de estos abonos corresponden a la Región Asia-Pacífico.

“La penetración casi total de los teléfonos móviles los convierte en la plataforma ideal para la prestación de servicios en los países en desarrollo”, afirma Brahima Sanou, Director de la Oficina de Desarrollo de las Telecomunicaciones de la UIT. “Nuestra nueva iniciativa de Desarrollo del m-poderamiento se ha diseñado para aprovechar este potencial en los mercados de todo el mundo y especialmente en las comunidades rurales y remotas.”

La impactante cifra de 6.800 millones de abonos móviles implica que la penetración móvil mundial alcanzará la tasa del 96% para finales de 2013. Sin embargo, ¿significa eso que todos los habitantes del planeta tienen teléfono? La respuesta es sencilla: no. Por ejemplo, en el informe de la GSMA titulado The Mobile Economy (La economía móvil), publicado en febrero de 2013, se calcula que el número actual de abonos móviles individuales (es decir, usuarios únicos abonados a servicios móviles) alcanzará los 3.400 millones a lo largo de este año. Así pues, se deben hacer algunas aclaraciones acerca de la estadística.

Hay varios factores que explican la enorme diferencia existente entre el número de abonos y de abonados. No obstante, la mayoría de los analistas coinciden en que la razón principal consiste en que muchos abonados tienen más de un abono, por lo que se computa dos veces el que estos consumidores individuales se abonen a más de un servicio. Por ejemplo, los consumidores individuales pueden tener abonos distintos para la vida privada y el trabajo.

Susan Teltscher, Jefa de la División de Datos y Estadísticas de TIC de la Oficina de Desarrollo de las Telecomunicaciones de la UIT, explica que “cada persona puede tener varias tarjetas de módulo de identificación de abonado (SIM). De hecho, muchos consumidores utilizan más de una tarjeta SIM, por lo que no es raro tener varios abonos: un teléfono para el trabajo y otro para el hogar, por ejemplo”.

Además, la Sra. Teltscher afirma que “en muchos países en desarrollo, donde la gran mayoría de los abonados utilizan un sistema de prepago, las personas suelen comprar varias tarjetas SIM para no tener que pagar las elevadas tasas de terminación que se cobran al llamar de una red a otra. En los países con índices muy bajos de abonados a sistemas de prepago y, por lo tanto, con muy pocas personas que tengan varias tarjetas SIM (como la República de Corea y Japón), las tasas de penetración móvil-celular son relativamente menores al no haber doble cómputo”.

En cambio, hay personas que comparten un abono, especialmente en los países en desarrollo, por ejemplo, cuando sólo tienen un teléfono para toda la familia o sólo hay un teléfono en el pueblo. Por consiguiente, el número real de usuarios de teléfonos móviles también es diferente aquí del número de abonos o abonados únicos.

Otro factor consiste en que, en algunos casos, los operadores tardan en suprimir de sus bases de datos las cuentas inactivas y, por lo tanto, computan tarjetas SIM inactivas en el total de sus abonos. Según la definición de la UIT, las cuentas que lleven inactivas tres meses o más no deberían computarse.

La UIT recopila las estadísticas sobre los usuarios de telefonía móvil correspondientes a encuestas que se realizan en los hogares de diversos países. Los datos obtenidos muestran que en algunos países existen diferencias significativas entre el número de abonos móviles y el de usuarios reales de telefonía móvil, pero que éstas no siguen el mismo patrón en todos los países —ni siquiera en Europa. Sin embargo, estas cifras son incompletas, ya que es difícil llevar a cabo dichas encuestas en los hogares y recopilar muchos indicadores, entre los que, además, no siempre se puede incluir la utilización de la telefonía móvil. La UIT colabora estrechamente con diversas oficinas nacionales de estadística con el fin de aumentar la disponibilidad y calidad de los datos de los países sobre utilización de teléfonos móviles y otras tecnologías de la información y la comunicación.

Cálculos estimativos de la penetración de la telefonía móvil en 2013

La tasa de penetración de los abonos móviles-celulares supera el 100% en cuatro de las seis Regiones mundiales de la UIT: a la cabeza se encuentra la Comunidad de Estados Independientes (CEI) con un 170%, seguida de Europa (126%), las Américas (109%) y los Estados Árabes (105%). Asia-Pacífico tiene una tasa del 89% y África, del 63%.

La tasa de penetración móvil-celular en el mundo desarrollado es del 128%, mientras que en los países en desarrollo se sitúa en el 89%.

Abonos a servicios móviles de banda ancha

El número de abonos activos a servicios móviles de banda ancha ha pasado de 268 millones en 2007 a 2.100 millones estimados para 2013. Mientras que los habitantes de los países desarrollados utilizan las redes móviles de banda ancha como complemento a las conexiones de banda ancha fija, la banda ancha móvil suele ser la única vía de acceso a Internet para muchos habitantes de los países en desarrollo. En estos países, el número de abonos a los servicios móviles de banda ancha se ha duplicado con creces, pasando de los 472 millones de 2011 a los 1.160 millones estimados para 2013, lo que supera el número de abonos de los países desarrollados.

África ostenta la tasa de crecimiento regional más alta de los últimos tres años, ya que la penetración de la banda ancha móvil ha aumentado del 2% de 2010 al 11% estimado para 2013.

Las estadísticas de abonos activos a la banda ancha móvil también merecen una explicación detallada. Según la definición de la UIT, se refieren a los abonos móviles-celulares con velocidades de datos anunciadas de 256 kbit/s como mínimo (velocidad utilizada para que un servicio pueda calificarse de banda ancha) que se hayan utilizado para establecer una conexión de datos a Internet, y a los abonos a servicios de datos especializados por una red móvil que se hayan adquirido independientemente de los servicios de voz, ya sea como servicio autónomo (por ejemplo, utilizando una tarjeta de datos, como una llave informática o un módem USB) o como un paquete de datos añadido a servicios de voz en virtud de un abono adicional.

Aunque son similares a los abonos de telefonía móvil, los abonos a servicios móviles de banda ancha no hacen referencia al número de personas que utilizan las conexiones de banda ancha móvil para acceder a Internet. Los clientes pueden acceder a los servicios móviles de banda ancha mediante diferentes dispositivos, tales como el teléfono, el ordenador portátil o la tableta. Una persona puede abonarse a varios servicios, mientras que otra puede compartir un abono con la familia o los amigos.

Importante oportunidad de crecimiento para la industria de servicios móviles

Aunque es innegable que el acceso a los servicios móviles es prácticamente universal, al tener cobertura de telefonía celular móvil más del 90% de la población mundial y expandirse con rapidez la red 3G+, las cifras deben interpretarse con cuidado. La UIT trabaja activamente con los proveedores de datos de diversos países para conseguir la comparabilidad internacional de los datos y mejorar la calidad y disponibilidad de indicadores que permitan comprender mejor la utilización de la banda ancha y los teléfonos móviles.

En The Mobile Economy, tras señalar que “casi la mitad de la población mundial utiliza hoy en día las comunicaciones móviles”, se afirma que “aún hay muchos adultos y jóvenes que agradecerían los beneficios sociales y económicos de la tecnología móvil, pero no tienen acceso a ella, lo que subraya la enorme oportunidad de crecimiento que se presenta y el reto que supone para todos los actores del ecosistema de la industria aumentar el alcance de los productos y servicios para aprovechar la demanda”.

Más información en http://www.itu.int/en/ITU-D/Statistics/Pages/definitions/default.aspx


 

 

Atribuir espectro para un mundo cambiante

Conferencia Mundial de Radiocomunicaciones 2015

En este número
No.5 Septiembre | Octubre 2015

Reuniones con el Secretario General:

Visitas oficiales

Reuniones con el Secretario General|1