Nº 5 2015 > Protección pública y operaciones de socorro

El espectro salva vidas — La armonización ahorra dinero

Phil Kidner
Director Ejecutivo de TCCA

Phil Kidner, Director Ejecutivo de TCCA El espectro salva vidas — La armonización ahorra dineroEl espectro salva vidas — La armonización ahorra dinero
Phil Kidner, Director Ejecutivo de TCCA

A la vez que la sociedad se beneficia de las ventajas que aportan los servicios móviles de banda ancha, ésta también puede ser de utilidad a los servicios de emergencia, como la policía, los bomberos y las ambulancias. Sin embargo, más allá de lo que ofrezca el mercado comercial, los servicios de emergencia tienen necesidades adicionales que se deben satisfacer. Para prestarnos su ayuda, el personal de los servicios de emergencia trabaja en condiciones difíciles, a veces también muy peligrosas. La Conferencia Mundial de Radiocomunicaciones de la UIT de 2015 (CMR‑15) que se celebrará en Ginebra ofrecerá la oportunidad de poner el espectro a disposición de las comunicaciones de los servicios de emergencia, o “comunicaciones de misión críticas”, para que ayude a salvar vidas y a ahorrar dinero.

Los sistemas de comunicaciones móviles fiables y seguros facilitan las comunicaciones de misión críticas, y además son vitales para garantizar la continua disponibilidad de los servicios esenciales durante las situaciones de emergencia. Los usuarios habituales de este tipo de comunicaciones son la policía y otros servicios de emergencia dedicados a la protección pública y las operaciones de socorro (PPDR). Los equipos móviles dedicados a las comunicaciones de misión críticas se componen de hardware y software, y cuentan con la anchura de banda de radiofrecuencia (espectro) necesaria para transmitir y compartir información entre las unidades que operan sobre el terreno y los centros de control.

Los organismos de PPDR tienen la obligación legal de proporcionar a la sociedad un elevadísimo nivel de servicio. Para llevar a cabo con éxito las operaciones de misión críticas necesitan disponer de información también crítica y de soluciones de comunicación de voz y de datos de banda ancha. Estos sistemas de comunicación son esenciales para que los organismos de PPDR resuelvan crímenes, apaguen incendios, rescaten a víctimas de accidentes y den otras respuestas a las situaciones de emergencia pública, salvando vidas y bienes materiales a diario.

Las operaciones de misión críticas necesitan unas comunicaciones robustas, que estén disponibles y que sean seguras, algo que no pueden garantizar los proveedores de radiocomunicaciones comerciales por sí solos. La comunidad PPDR considera fundamental que las organizaciones gubernamentales controlen el suficiente espectro radioeléctrico armonizado a nivel mundial para poder ofrecer a la sociedad los servicios esenciales. En consecuencia, todo el sector dedicado a PPDR anima a los gobiernos a que reconozcan, a través de sus organismos reguladores, la necesidad de la sociedad de contar con unos servicios de PPDR eficaces, y a que en la CMR‑15 se esfuercen por garantizar la armonización mundial de las comunicaciones de banda ancha en este ámbito.

Consideraciones sobre las comunicaciones de misión críticas

La banda ancha móvil brinda la oportunidad de desarrollar y utilizar unas mejores comunicaciones para realizar las operaciones de misión críticas. Sin embargo, dada la tendencia a subastar espectro entre los operadores comerciales de redes móviles, resulta fácil caer en la trampa de intentar obtener servicios de comunicaciones de misión críticas a través del mercado comercial. Si los servicios de PPDR se proporcionan a través de operadores comerciales de red móvil se está compartiendo la capacidad del espectro con las empresas y con el público en general, incluso en los casos de incidentes graves que ponen en juego vidas y bienes materiales. La experiencia nos dice que los operadores comerciales no pueden garantizar la disponibilidad, seguridad y estabilidad de las comunicaciones en todo momento, y especialmente cuando su fiabilidad es más necesaria y el tiempo es un factor vital.

Si se tienen en cuenta a los proveedores comerciales de redes móviles como posibles prestadores de servicios críticos para las comunicaciones de PPDR, es preciso considerar y debatir en profundidad, desde una perspectiva específica de PPDR, cuestiones relativas a la cobertura, el acceso prioritario, la apropiación, la itinerancia, la interoperabilidad y la seguridad. Para proporcionar PPDR se necesita cobertura donde no existe población. Si bien los operadores de redes móviles son capaces de priorizar el tráfico, éste se basa en una diferenciación estática entre suscripciones, mientras que los servicios de PPDR necesitan una diferenciación situacional dinámica basada en la tarea a realizar, la situación, la ubicación y la urgencia. En la actualidad las redes comerciales no pueden proporcionar estas prioridades, y los operadores de redes móviles no están inclinados a permitir que una solución de gestión de prioridades de PPDR opere en sus redes como una función de aplicación.

A diferencia de los sistemas de banda ancha, los actuales sistemas radioeléctricos de PPDR de banda estrecha se basan en lo que ha venido a conocerse como las “4 Cs”:

  • Cobertura: Su diseño responde a los requisitos específicos de cada organización, con independencia de la población existente en la zona.
  • Capacidad: Está dimensionada para hacer frente a los picos de uso. Para ello utiliza un espectro específico concedido bajo licencia del tamaño adecuado para cubrir las necesidades concretas de cada organización, lo que asegura siempre el establecimiento de las llamadas.
  • Costo: Los costos son predecibles. No se cargan tarifas adicionales por tiempo de uso como las que se pueden aplicar a los teléfonos celulares.
  • Control: Se dispone de un elevado grado de control sobre los requisitos, el diseño, las prioridades, características y funcionamiento del sistema, lo que permite llevar a cabo todo el control desde una sala.

Es importante que los sistemas móviles de banda ancha destinados a realizar funciones de PPDR no carezcan de ninguna de las “4 Cs” propias de los sistemas radioeléctricos de PPDR de banda estrecha que se utilizan en la actualidad.

Los estudios empresariales de viabilidad tradicionales que realizan evaluaciones de impacto para las comunicaciones móviles a menudo ofrecen dificultades para reflejar con claridad el valor social que tienen unos servicios de emergencias eficaces, ya que esta cuestión puede tener un elevado componente político. Varios organismos reguladores han considerado que el valor social de unos servicios de emergencia eficaces no puede ser un criterio aplicable a los operadores móviles. Sin embargo, existen dos razones de peso en favor de dedicar un espectro armonizado e identificado a los servicios de emergencia: la necesidad de disponer de una mejor comunicación en casos de desastre, y la posibilidad de que las mejoras de carácter económico redunden en una mayor eficacia del funcionamiento diario de los servicios de emergencia.

¿Cómo puede ahorrar dinero la armonización?

No se trata sólo del equipo, del operador o del enlace de retroceso que se utiliza, ni tampoco del modo de poner en práctica los servicios de seguridad pública. Los servicios de PPDR necesitan una atribución de espectro de frecuencias adicional para mejorar la eficacia de las comunicaciones de misión críticas, y a su vez incrementar la seguridad de las personas y de los bienes materiales. El espectro es el recurso más valioso del mundo inalámbrico. Además, es un recurso finito, y según todos los informes la presión que supone el continuo aumento de la demanda hará que el espectro de banda ancha sea todavía más escaso. Si no se determina ahora el espectro necesario para PPDR, después el costo será aún mayor, y el paso del tiempo no hará más que incrementarlo. Dejar pasar esta oportunidad sería caer en el absurdo.

Si los sistemas de PPDR funcionaran en un espectro armonizado a nivel mundial, tanto la policía como los demás servicios de emergencia tendrían la posibilidad de utilizar equipos procedentes de los mismos proveedores. Esto permitiría reducir drásticamente el costo que supone la creación y utilización de los sistemas para las comunicaciones de misión críticas. De este modo, en los casos de emergencias que desbordan las fronteras también se podría prestar ayuda mutua a nivel internacional, ya que los equipos de todas las partes implicadas serían similares. Por tanto, la armonización del espectro a nivel mundial no sólo reduciría el costo de la adquisición del espectro, sino que también rebajaría notablemente el de adquirir y mantener los equipos.

Los organismos de servicios de PPDR necesitan mantener el control. Muchas organizaciones de seguridad pública de todo el mundo han disfrutado del mejor servicio de voz que hayan podido tener nunca gracias al control que han ejercido sobre los servicios de voz tradicionales de banda estrecha. Este hecho ha propiciado una reducción drástica de los problemas de comunicación en situaciones de alteración del orden público. Necesitamos contar con la misma capacidad de control sobre el espectro de datos móviles.

¡Ahora es el momento!

La CMR‑15 es una oportunidad única, y no podemos permitir que se nos escape de las manos. Las organizaciones de PPDR están convencidas de que los servicios de misión críticos de banda ancha que necesitan sólo se pueden obtener contando con un espectro determinado, que esté coordinado a nivel mundial e identificado en el ámbito nacional.

La comunidad PPDR necesita su ayuda. “El espectro salva vidas”.


 

Atribuir espectro para un mundo cambiante

Conferencia Mundial de Radiocomunicaciones 2015

En este número
No.5 Septiembre | Octubre 2015

Reuniones con el Secretario General:

Visitas oficiales

Reuniones con el Secretario General|1