Nº 2 2013 > Cuestiones de espectro

El segundo dividendo digital: ¿otro segmento para los servicios móviles?

El segundo dividendo digital: ¿otro segmento para los servicios móviles?El segundo dividendo digital: ¿otro segmento para los servicios móviles?El segundo dividendo digital: ¿otro segmento para los servicios móviles?El segundo dividendo digital: ¿otro segmento para los servicios móviles?

La próxima Conferencia Mundial de Radiocomunicaciones (CMR-15) tendrá lugar en Ginebra del 2 al 27 de noviembre de 2015 y tomará decisiones fundamentales para el futuro de las comunicaciones inalámbricas. La UIT desempeña un papel clave en la armonización del uso del espectro de frecuencias radioeléctricas en todo el mundo para obtener así el mayor beneficio posible de este recurso limitado. 

Como se indicó en el informe de la UIT Tendencias en las Reformas de Telecomunicaciones 2013, “a nivel internacional, la UIT ofrece un espacio común donde todos los Estados Miembros pueden participar en la labor de atribución de espectro a nuevos usos y el desarrollo de normas y planes que maximicen la utilización armónica del recurso espectro. Como máxima instancia en el proceso de atribución de espectro, la UIT representa un papel crítico en el fomento de la armonización entre las regiones del mundo, velando por la coexistencia de los servicios y minimizando al mismo tiempo la interferencia”. En este primer artículo de una serie sobre cuestiones de espectro, analizamos el propósito del segundo dividendo digital, por qué se necesita y cómo se implementará.

¿Qué es el segundo dividendo digital y cómo se implementará?

Al inicio de la Conferencia Mundial de Radiocomunicaciones de 2012 (CMR-2012), los grupos árabe y africano presentaron propuestas para introducir nuevas atribuciones móviles inmediatamente inferiores a la banda móvil de 800 MHz ya existente (conocida como la banda del dividendo digital debido a su creación tras la migración de las plataformas de televisión terrenal analógica que la ocupaban a plataformas digitales espectralmente más eficaces). La CMR-12 concluyó con una decisión para introducir nuevas atribuciones móviles en la banda 694–790 MHz en la Región 1 de la UIT*, que entraría en vigor en 2015. El aplazamiento hasta 2015 responde a la necesidad de realizar los estudios técnicos pertinentes sobre la disponibilidad y la atribución de la banda antes de ponerla en funcionamiento.

La UIT ha iniciado un vasto programa de trabajo para la elaboración de estudios técnicos sobre dos importantes puntos del orden del día para la CMR-15:

  • Punto 1.1 del orden del día: examinar atribuciones adicionales de espectro al servicio móvil a título primario e identificar bandas de frecuencias adicionales para las telecomunicaciones móviles internacionales (IMT) así como las disposiciones transitorias conexas, para facilitar el desarrollo de aplicaciones terrenales móviles de banda ancha, de conformidad con la Resolución 233 (CMR-12).
  • Punto 1.2 del orden del día: examinar los resultados de los estudios realizados por el UIT–R de conformidad con la Resolución 232 (CMR-12) sobre la utilización de la banda de frecuencias 694–790 MHz por los servicios móviles, excepto móvil aeronáutico, en la Región 1 y adoptar las medidas correspondientes.

En la CMR-07 se acordó la atribución de la banda original de 800 MHz a los servicios móviles en la Región 1. Desde entonces, varios organismos reguladores en Europa, especialmente en países como Francia, Alemania, Italia, España y Reino Unido, han otorgado la banda a operadores móviles según un plan de banda armonizado (véase la Figura 1) en toda Europa mediante la Decisión 2010/267/CE del 6 de mayo de 2010 de la Comisión Europea y se espera que los demás organismos reguladores en Europa continúen la atribución de aquí a 2015. Desde finales de 2009, los servicios LTE comerciales han funcionado en la banda de 800 MHz y sus características de propagación superior, en comparación con las de la banda de 2.100 MHz (hasta ahora la principal banda utilizada para servicios de banda ancha móviles en Europa), deberán facilitar el mejoramiento de la cobertura de la banda ancha móvil en las zonas rurales, así como en el interior de zonas más densamente pobladas.

Razones a favor y en contra de la atribución del segundo dividendo digital a los servicios móviles

La atribución (en la CMR-12) de la banda del segundo dividendo digital a los servicios móviles y de radiodifusión suscitó un animado debate entre, por un lado, representantes de África y los Estados Árabes y por otro, representantes de la Conferencia Europea de Administraciones de Correos y Telecomunicaciones (CEPT) y las administraciones de la Comunidad Regional de Comunicaciones (CRC). Las administraciones de la CEPT querían posponer una decisión sobre esta banda para la CMR‑15 dado, por una parte, que la banda de 700 MHz es muy utilizada para la radiodifusión terrenal y en muchos casos, con acuerdos de licencias a largo plazo vigentes, y por otra, que los operadores deseaban reservar el acceso a esa banda para eventualmente soportar nuevos servicios terrenales en el futuro. El argumento de la CEPT, desarrollado durante la CMR-12 en respuesta a la propuesta sobre la banda 694–790 MHz, era que ese no era el momento apropiado para una nueva atribución en la banda de 700 MHz y que todavía había una serie de cuestiones técnicas por resolver antes de que una CMR pudiera efectuar ese tipo de atribuciones.

Destacando el hecho de que el orden del día original de la CMR-12 no incluía ninguna propuesta para un segundo dividendo digital, las administraciones de la CRC argumentaron que toda modificación de la atribución de bandas de frecuencias al servicio móvil en la gama 694–790 MHz en la Región 1 exigiría “un examen de los acuerdos internacionales en vigor sobre planes de frecuencias en las zonas fronterizas de los Estados signatarios del Acuerdo GE06 y de los acuerdos bilaterales y multilaterales sobre la utilización de la banda­790–862 MHz, en virtud de lo cuales se definen los aspectos técnicos y de procedimiento acerca del empleo de las frecuencias en la banda de ondas decimétricas para los servicios de radiodifusión y móvil, entre otros”.

Las administraciones de la CRC señalaron asimismo que no se había realizado ningún estudio sobre las necesidades de espectro del servicio de radiodifusión ni sobre la compatibilidad con los sistemas de radionavegación aeronáutica. Además expusieron que “la atribución de anchura de banda por debajo de 790 MHz al servicio móvil requeriría volver a planificar total o parcialmente las atribuciones de frecuencias del servicio de radiodifusión con objeto de compensar la pérdida de espectro disponible, incluida la transferencia de las estaciones existentes y de las que se están poniendo en servicio a otras frecuencias. Dicha labor es por su propia naturaleza muy costosa y requiere mucho tiempo”.

La situación en Europa y en los países de la CRC contrasta con la de África y los Estados Árabes en donde la banda de 700 MHz es relativamente subutilizada. Pocos países en las regiones de África y los Estados Árabes han hecho la transición de la radiodifusión analógica a la radiodifusión terrenal digital. Además, las redes de telecomunicaciones fijas en estas regiones están menos desarrolladas, por lo que los servicios móviles cobran mayor importancia. Por encima de todo, muchos países árabes y africanos ya utilizan la banda de 800 MHz para los servicios móviles relacionados con aplicaciones gubernamentales y por consiguiente no pueden liberarla para las aplicaciones IMT. Por estas razones, la propuesta de las administraciones árabes y africanas representaba de hecho una solución para su “primer” dividendo digital.

Al final, este argumento, junto con el reconocimiento de que Europa probablemente necesitará más espectro de baja frecuencia para la banda ancha móvil en el futuro y las perspectivas de armonización con otras Regiones de la UIT, cuyo uso de la banda de 700 MHz para los servicios móviles se acordó en la CMR-07 (aunque para una anchura de banda ligeramente diferente, a saber, 698–806 MHz), convenció a la CMR-12 de atribuir la banda del segundo dividendo digital a los servicios móviles (excepto móvil aeronáutico) a título primario compartido con los demás servicios a los que se atribuyó en principio esta banda, y de identificarla para los servicios IMT. Sin embargo, la conferencia acordó aplazar la implementación hasta inmediatamente después de la CMR-15 para permitir la completa realización de los estudios técnicos necesarios antes de su puesta en funcionamiento.

Desafíos de implementación

Implementar la nueva atribución de la banda de 700 MHz en la Región 1 de la UIT plantea sin embargo una serie de desafíos que deberán superarse antes de 2015.

En muchos países europeos, donde los servicios de televisión terrenal digital ya se utilizan ampliamente, liberar las frecuencias de 700 MHz para los servicios móviles requerirá un costoso ajuste de las redes existentes. En algunos países, esta será la segunda vez que estos servicios de televisión se reajusten ya que muchas redes fueron modificadas para liberar el primer dividendo digital. Aunque existen soluciones para mejorar la capacidad de las redes de televisión terrenal digital —como el uso de la codificación MPEG-4 y la migración de DVB-T a DVB-T2 (la última generación de tecnología de televisión terrenal digital)— el acceso al espectro de ondas decimétricas sigue siendo indispensable para mantener las redes de televisión terrenal digital existentes y para ampliar los servicios (por ejemplo, mediante la creación de nuevos multiplexores para la difusión de canales digitales adicionales). Este es el caso de algunos países europeos como el Reino Unido, España, Francia, Portugal e Italia, en donde la televisión terrenal digital es la principal plataforma de transmisión de televisión.

Cabe señalar que en muchos países la creación de programas y eventos especiales (PMSE) utiliza actualmente las frecuencias libres entre los canales de ondas decimétricas atribuidas a la televisión terrenal digital mediante la coordinación de estas transmisiones con las de las redes de televisión. Por este motivo, cualquier modificación de las frecuencias decimétricas afectará la futura disponibilidad de espectro para esos servicios, que incluyen micrófonos inalámbricos y otras aplicaciones utilizadas en teatros y eventos deportivos y mediáticos. Sin acceso al espectro de 700 MHz, además de a la banda de 800 MHz, la anchura de banda disponible para la PMSE se verá seriamente limitada en comparación con el espectro disponible anteriormente.

El otro gran desafío para lograr la disponibilidad de la banda de 700 MHZ para los servicios móviles es establecer un plan de banda adecuado que facilite la armonización con las demás regiones del mundo. Esto se debe principalmente a que la CMR-07 atribuyó una banda de 700 MHz ligeramente diferente en otras regiones de la UIT (698–806 MHz, que solapa con la banda de 800 MHz de la Región 1). Las licencias para servicios móviles en la banda de 700 MHz se otorgaron primero en Estados Unidos, que adoptó un plan de banda que la divide en varios bloques apareados y no apareados, incluido un bloque apareado para la seguridad pública (conocido como “Bloque D”) para los futuros servicios de banda ancha móviles. No obstante, los países de la Región Asia-Pacífico acordaron posteriormente poner en práctica un plan de banda de 700 MHz diferente que ofrece 45 MHz de espectro apareado con una separación dúplex de 10 MHz, similar a la banda de 800 MHz europea. Por consiguiente, dada la actual divergencia de implementación entre Estados Unidos y algunos lugares en la Región Asia-Pacífico, la armonización internacional de la banda de 700 MHz podría lograrse sólo con la cooperación detallada entre las distintas regiones de la UIT. La Figura 2 ilustra la situación.

Estado de los estudios técnicos

En el ámbito de la UIT, durante la primera sesión de la Reunión Preparatoria de la Conferencia se estableció, a título excepcional, un Grupo Mixto de Tareas Especiales 4-5-6-7 (GMTE 4-5-6-7) encargado de realizar estudios preparatorios sobre el punto 1.1 (relativo a la necesidad de espectro adicional de la banda ancha en general) y el punto 1.2 (relativo a las propuestas sobre el segundo dividendo digital en particular) del orden del día de la CMR-15. Hasta el momento, el GMTE 4-5-6-7 se ha reunido en dos ocasiones. La segunda reunión, celebrada en Ginebra del 21 al 28 de noviembre de 2012, contó con la asistencia de 280 delegados y recibió 67 documentos, incluidas declaraciones de coordinación de grupos concernidos, propuestas para el estudio de bandas de frecuencias, elementos para estudios de compartición y proyectos de texto para la Reunión Preparatoria de la Conferencia que se reúne dos veces entre cada CMR.

Como se señaló en el informe Tendencias en las Reformas de Telecomunicaciones 2013, los estudios sobre las IMT que se llevarán a cabo antes de la CMR-15 deberán ayudar a los reguladores a identificar las eficiencias espectrales (y así las necesidades reales de espectro) que se esperan como resultado de los avances en las técnicas de modulación, el diseño de las antenas, la descarga entre diferentes redes radioeléctricas, las eficiencias de codificación, etc., y a seleccionar las bandas potencialmente candidatas que podrían usarse para los servicios de banda ancha de la próxima generación.

En el ámbito europeo, en marzo de 2013, la Comisión Europea confirió un mandato a la CEPT para que elaborara las condiciones técnicas para la introducción de la banda ancha inalámbrica en la banda de 700 MHz en la Unión Europea (UE), que garanticen al mismo tiempo la protección adecuada de la utilización concernida, en particular la prestación de servicios de radiodifusión y la PMSE, y tengan en cuenta otras prioridades en la política de espectro de la UE tales como la protección pública y las operaciones de socorro en caso de catástrofe. Neelie Kroes, Vicepresidenta de la Comisión Europea, Comisionada de la Agenda Digital para Europa, dirigiéndose al Grupo Europeo de Política en materia de Espectro Radioeléctrico poco antes de que el mandato de la CEPT se publicara, dijo: “Quiero encontrar una solución sostenible a largo plazo para esta banda —ese es mi compromiso—. Existe un enorme potencial de armonización internacional, por eso quiero evitar un enfoque fragmentado, sopesar los intereses de los interesados y los nuevos usuarios, y obtener los mayores beneficios posibles para Europa, tanto económica como socialmente”.

Beneficios del segundo dividendo digital

A pesar de estos desafíos, en África y los países árabes, la nueva banda de 700 MHz permitiría otorgar más espectro a los servicios móviles sin interrumpir los servicios existentes en la banda de 800 MHz. En Europa, también proporcionaría la anchura de banda adicional necesaria para los servicios de banda ancha móviles comerciales del futuro, y podría ser una solución a las necesidades de seguridad pública de las organizaciones europeas, las cuales buscan espectro adicional para las redes de banda ancha móviles vitales en las misiones que se puedan presentar. Por último, esta banda podría otorgar espectro de baja frecuencia armonizado para uso móvil a través de dos o posiblemente las tres regiones de la UIT, lo que facilitaría la itinerancia y permitiría realizar importantes economías tanto a los fabricantes de dispositivos como a los vendedores de equipos de red.


Este artículo fue preparado por Actualidades de la UIT y Analysys Mason, una empresa de consultoría e investigación especializada en telecomunicaciones, medios de comunicación y tecnología.

 

Atribuir espectro para un mundo cambiante

Conferencia Mundial de Radiocomunicaciones 2015

En este número
No.5 Septiembre | Octubre 2015

Reuniones con el Secretario General:

Visitas oficiales

Reuniones con el Secretario General|1